jueves, 24 de septiembre de 2015

Sagitario: 30 años rompiendo uñas


    SAGITARIO: 16/17/18-10-1.985
        Ruta elegante, podría decir que la más elegante de todas mis aperturas en el Picu Urriellu, pero solo el hecho de estar en la pared oeste, de tener una magnifica roca, de ser muy directa, de poder ser descendida en pocos minutos desde cualquier reunión, de tener una buena aproximación, no sería suficiente, tampoco justo y estaría equivocado de pensar eso, todas tienen algo de especial.

        Pero la Sagitario es una línea atractiva para cualquier escalador y muy recorrida dentro de las rutas de la vertiente oeste, es ya una clásica, que coño es una ruta magnifica y bien equipada aunque tiene varios puntos con distanciados y que me vino muy justo este día que la escale.

        La apertura la hicimos Higinio y yo en 3 días, aun conseguimos escalar unos 170 m., por encima de Tiros de la Torca, quedando muy cerca de la cumbre, no voy a repetir la historia, creo que ya la conocéis bien, tengo otras rutas en la misma montaña que tampoco llegan a cumbre: Luna, Carrusel, Paparruchas, Quijote, en la pared Este, aunque me gustaría poder hacerlo hasta la misma cima, la pared siempre impone su ley, en ocasiones la calidad y dificultad de la roca y en otras es la distancia entre rutas lo que  impide hacerlo.

        El nombre fue fácil ponerse de acuerdo entre los dos, ambos somos Sagitarios en el zodiaco, así que no calentamos mucho la cabeza y era bonito. Después de haber escalado la Leiva en varias ocasiones, nos damos cuenta de la oportunidad de recorrer esta zona plagada de hueveras, no lo pensamos mucho, más bien no lo pensamos nada, solo en entrar y ver qué pasaba, entramos directos sin aprovechar la variante de la derecha que era más fácil, el caso es que lo sabíamos, pero queremos hacer la ruta lo más larga posible, después cada uno que entre por donde quiera, esta variante es la más recorrida para todas las cordadas, para que complicarse en los primeros metros que además son difíciles.

        Recuerdo la bavaresa del 2ª largo el día de la apertura, como disfrute abriendo esta fisura invertida, que dolor de brazos también, después los muros de canalizos, por donde continuamos, Fresnidiellu volvía a estar presente, estamos habituados a este tipo de escalada, no fue difícil aunque es mas vertical nos daba confianza. Después llega la terraza de la Leiva, no tocamos su reunión que esta mas a la derecha, tiramos rectos, un pequeño desplome, que solucionamos con un par de buriles, varios plomos caseros y “OH”, superado, ahora es un tramo duro de pelar, una pequeña laja se rompe en el paso clave y obliga a un 6a+.

        Para mí fue un Aº como una catedral, pero no me importa, lo disfrute igualmente, creo que incluso más que la última vez que lo supero en libre, pero de eso hace más de 15 años, ahora me conformo con mucho menos, un largo fácil y llegamos a Tiros, de nuevo vuelvo a recorrer con la mirada lo mismo que 30 años atrás, “por donde continuamos”, pero ahora con otra mirada diferente, aunque igualmente depredadora, quien sabe si regresare algún día a rematar aquella deuda pendiente.
 
        Estamos contentos porque conseguimos hacer dos rutas, aunque falta Treparriscos que lo dejaremos para la próxima campaña y continuar este pequeño reto, para mí un bonito y gran reto, no sé si volveré a repetir estas mismas rutas otra vez, tampoco importara mucho no hacerlo, hay muchas rutas por picos y otras que están esperando una apertura, así que espero poder continuar escalando varios años más,


Villareto 
     
 
 
 

 

 

lunes, 21 de septiembre de 2015

Crepusculo Celta





CREPUSCULO CELTA:


        La vía Crepúsculo Celta se encuentra en el centro del espolón Sur/Este, del Picu Urriellu, va paralela a la ruta del espolón Why que transcurre por la derecha hasta que se cruzan en la 4ª reunión y en el espolón de salida, la vía Nani (Marisi), que parte a su izquierda superando toda la canal en diagonal hasta su extinción 3 largos más arriba para continuar desde allí más directa.


        Nosotros iniciamos nuestra escalada en la misma vertical del espolón final, avanzando muy directos hacia la cumbre, no tiene perdida alguna ya que es muy evidente, cruzamos la Nani en el primer largo en la canal y fijamos el objetivo en el bloque amarillo que franqueamos por la dcha., es a partir del nicho de la 3ª R., cuando nos encontramos las dificultades de la ruta, siendo mantenida ya hasta la salida. Es una escalada elegante y aérea que va viendo las dos vertientes de la montaña, la sur y la este, aunque no es una ruta mantenida, si que encontramos varios puntos muy finos de superar, el máximo grado de esta ascensión es de 6ª.

Sagitario al Naranjo de Bulnes, lo mejor de lo mejor

30 Años rompiendo uñas en el Naranjo de Bulnes.



Hace 30 años, Higinio y yo conseguimos la apertura de esta magnifica ruta de escalada en la pared oeste del Picu Urriellu, en aquel momento estábamos fuertes y con mentalidad, ahora 30 años mas tarde quisimos reunirnos de nuevo y repetir las rutas que abrimos aquel año, Crepúsculo Celta que conseguimos ascenderla la tarde anterior y Sagitario , Treparriscos no pudimos ni siquiera intentarlo, simplemente no teníamos reservado la cama para la noche del sábado y tuvimos que marchar para casa, fue una pena, pero el refugio estaba a tope.

martes, 15 de septiembre de 2015

30 AÑOS ROMPIENDO UÑAS: NOS VAMOS AL PICU:

Picu Urriellu. 30 años de aventuras “de muy buenas aventuras”

          Son 30 años desde mi primera apertura en el Picu Urriellu, (Naranjo de Bulnes), joder cómo pasa el tiempo de rápido, si ya sé que no es para tirar bombas ni celebrar la fecha con fiestas, ni nada especial, supongo que no es nada del otro mundo, ni relevante para nadie, solo yo y mis compañeros lo podemos valorar en su medida, además soy 30 años más viejo y eso no mola nada. En aquel momento pensar en una apertura en el gran Picu, parecía una gran osadía, al menos lo era para mí, aunque ya tenía experiencias con aperturas en otras montañas no era lo mismo, pensar en abrir en el Naranjo eran palabras mayores y daba escalofríos, aunque fuese una pequeña ruta como fue, Crepúsculo Celta, mi primera ruta abierta el 11 de septiembre de 1.985, 7 largos en 240 metros, mi compañero Higinio Giraldo alucinaba lo mismo que yo.

        Pudimos hacerlo en otra zona, en aquel momento podríamos encontrar algo más fácil, entonces había muchos lugares para hacer una primera apertura sin complicarse, pero el espolón sur-este nos atraía, habíamos escalado al menos 10 veces la Marisi (Nani), alguna menos el espolón Why, ambas rutas preciosas y disfrutonas, cada vez veíamos más cerca y más claro la posibilidad de una apertura propia y por eso nos lanzamos a por ella.

         Después de aquel paso y abierta la primera, 14 días más tarde y sin poder reprimir ya las ansias contenidas durante tanto tiempo, nos dirigimos a la pared este, aquello fue como abrir una lata de la que empezara a salir la esencia de la misma montaña, ya no le tenía ese miedo del principio, aunque nunca le perdimos el respeto ni al Picu ni a ninguna otra montaña, pero con esa nueva mentalidad que adquirimos con la primera apertura nos vamos ya sin miedo a la Este, a por la segunda apertura.
    
        Era una zona virgen sobre todo desde la laja en “Y” hasta cumbre y toda la pared norte hasta el hombro, nosotros nos decidimos enfilar la laja por su pala derecha, la Cepeda toca un poco la grieta por la izquierda, la variante Tresaco algo la derecha y Pedos Gordos por el centro surcando la parte más fácil, esta ultima ruta fue abierta justo un año antes, nosotros mismos realizamos su primera repetición pocos días más tarde.

        Conocíamos muy bien esta parte de la montaña, además pocas semanas antes realizamos un rescate por el enrisque de una cordada que se equivoca de ruta, aquello nos dio la oportunidad y la ventaja de poder ver in sito la calidad de la roca y sus posibilidades, pero también parecía una ruta muy evidente desde la base por la sucesión de fisuras que llegaban a la cumbre Oriental, tanto, que era increíble que nadie se fijara hasta ahora en aquella línea tan bonita, además tenía el aliciente de ser nosotros los primeros en alcanzar directamente la cumbre Oriental sin la necesidad de salir por la vía Cepeda, que lo hace mucho más a la izquierda por el espolón sur-este, ninguna otra ruta lo hacía de forma tan directa y elegante como “Treparriscos”.

        Fue una escalada larga y en algunos tramos comprometida, 350 m. en 8 largos, en esta escalada nos acompaña Tito Claudio, por aquel entonces guarda del refugio, el nos conocía muy bien y se imaginaba algo, se une a nosotros sabiendo que íbamos para abrir una nueva ruta, Tito y yo habíamos trepado juntos varias rutas en la montaña, Leiva, Rabada-Navarro y unas cuantas de la este.
        En 1.985 se abren 5 nuevas rutas en el Naranjo, 2 en la este y 3 en la oeste, de ellas Higinio y yo tuvimos la fortuna de abrir 3, las 2 de la Este y la Sagitario en la oeste, la ascendimos entre los días 16,17 y 18 de octubre con la temporada casi acabando y con el tope de nivel nos decidimos por esta pared que conocíamos a la perfección, haber escalado la Leiva varias veces nos da la oportunidad de observar de cerca los canalizos negros que descendían en línea recta desde Tiros de la Torca hasta la base de la pared, también después de las lluvias, una línea de gotas de agua deja muy marcada la pared y pensamos que era el momento de hacerle una visita, que podíamos perder.
        El día 18 de octubre estamos a menos de 100 metros de la cumbre, pero la roca estaba tan extremadamente rota que decidimos abandonar allí mismo y dejar el final de nuestra aventura en Tiros de la Torca. Como hacer que una parte bonita, escalando por una roca tan extraordinaria y con buen ambiente hasta Tiros, como podíamos mezclarla con el tramo final tan expuesto a la caída de piedras.

        Pudimos enlazar con las rutas Escalibur o Revelación continuar y hacer cumbre conjuntamente por alguna de ellas, pero quisimos hacerla lo más limpia posible y sin tocar ninguna otra, ahora podríamos tener una apertura llegando a cumbre en la vertiente oeste, son varias las rutas que lo hacen, pero en aquel momento nuestra idea era otra, hoy en día seguro que no dudaríamos en llegar a la cima por otra ruta vecina, Bernabé Aguirre fue el testigo y compañero de excepción en la distancia, observando nuestras evoluciones de la escalada desde la Torre Ezequiel, justo enfrente.

        Días después, aprovechamos las reuniones de nuestra escalada para montar unos rapeles y evitar la salida tan expuesta del espolón a la torre Ezequiel, me toco hacerla en varias ocasiones, una de ellas en invierno y no guardaba buenos recuerdos de aquellas experiencias, de esta forma también facilitamos evacuaciones de cordadas que llegan a Tiros cansados o que tienen que hacer una retirada rápida a causa del mal tiempo o cualquier otro motivo, además nos sería útil a nosotros para futuros rescates, creo que en aquel momento fue una buena idea a pesar de algunas quejas y criticas sin sentido que tuvimos por equipar la línea de rescate por la vía Murciana y que pocos meses antes habíamos instalado nosotros mismos con el guarda del Parque, Iñaki Arregui.


        Ahora 30 años después, quiero repetir las tres rutas el próximo fin de semana, al menos lo quiero intentar, espero sentir las mismas sensaciones y emociones de entonces, para estos tres primeros eslabones de la cadena iremos, Higinio Giraldo que finalmente vendrá, algo de lo que no dudaba y me alegro volver a formar cordada juntos, en esta aventura nos acompañará Bernabé Aguirre, esperaba que pudieran venir un par de amigos mas, pero fue imposible arreglar asuntos pendientes, seguro que habrá más oportunidades para escalar juntos.
       
        En cuanto a mí, se que sufriré un montón con las escaladas, pero también estoy seguro que una vez en la cumbre me emocionare, soy de lágrima fácil, espero que mi escaso entrenamiento veraniego haya sido suficiente para disfrutarlas, de lo que ocurra durante las escaladas ya contare la experiencia. Aquel año también abrimos Higinio y yo en la torre de las Cebolledas, “Desenlace Inesperado”, una ruta de 300 m., y algunas en Fresnidiellu.
        Si todo va bien las lesiones me respetan y de conseguir este primer reto, la próxima temporada 2.016 intentare continuar este particular reto con: AMANECER INCIERTO, 12-06-1.986, también abierta con Higinio y LA LUNA, 05-11-1.986, con Paulino Suarez, las dos rutas en la vertiente este.

        Los siguientes años y no me quiero mojar, hay que ir año a año, pero al menos hasta el 2.020, ya con 63 años a la espalda habrá que seguir intentándolo, pero casi no me veo en la tapia, ya me resulta difícil en este momento pero tengo que probar, espero entrenar un poco mas y llegar lo más lejos posible, es un reto a largo plazo y no tengo prisa por llegar, ninguna prisa, nada, nada de prisa.
 


Villareto .



jueves, 20 de agosto de 2015

30 AÑOS ROMPIENDO UÑAS: UN RETO MUY PECULIAR Y PERSONAL:


           REFLEXIONES: un guiño al pasado    

verano de 1.981
        A lo largo de nuestras vidas nos enfrentamos cada día a infinidad de obligaciones diarias, son pequeños o grandes retos y que cada uno va solucionando como puede, pasan los años y sin darte cuenta, ves como cada día esos pequeños retos se complican y son más difíciles de llevarlos a buen fin, la edad, las lesiones van dejando mella en nuestros delicados cuerpos, entonces piensas que hay ciertas historias que ya te puedes ir olvidando de ellos, pasar página, dedicarte a otros menesteres y que nunca podrás siquiera intentarlo. 

verano de 1.982, con Mariano, Llamazares,
Escanciano, Aguirre, Higinio y algunos mas
        Pero de momento y toco madera no es el caso, tampoco pienso en eso, aunque las lesiones y la edad sí que están presentes pero creo que aún me quedan cosas por hacer, tengo cuerda para rato, dejando los problemas diarios que son muchos, solo quiero centrarme en los retos que nos planteamos en la montaña, que ya es bastante, hasta ahora voy haciendo alguna cosita, ascensiones, aperturas, no quiero parar, ni debo, ni puedo, pero si tengo que bajar algo el ritmo, aunque sin dejar de hacer algunas historias bonitas de vez en cuando, ahora en esta fase de mi vida estoy en otro proyecto que me apasiona mucho, un proyecto más que hace me mantenga ilusionado y más vivo.

        El 11 de septiembre de 1.985, consigo junto con mi compañero Higinio Giraldo, la apertura de Crepúsculo Celta en el Picu Urriellu, el próximo mes hará 30 años y me gustaría repetir cada ruta abierta en la montaña durante el año que cumplan los 30, está claro que no podre finalizar todo el proyecto, la ultima ruta, “Factor Humano” es de 2.013 y con 86 añitos a la espalda, es más que probable estaré sentado en el sofá de mi casa y con el mando de la televisión en la mano o criando malvas, quien sabe, de momento vamos año a año, además de Crepúsculo Celta, están en la misma temporada: Treparriscos y Sagitario, que las abrimos Higinio y yo entre septiembre y octubre, me gustaría poder repetirlas juntos, pero ya veremos si puede ser, será difícil poder coincidir los días en que podamos los dos y varios amigos que también les gustaría acompañarnos, pero se intentara.


Verano de 1.984, sesión de escalada en Poo de Cabrales
        Quise hacerlo en 2.010, a los 25 años, serian las bodas de plata, pero aquel año tenía otro reto importante como era hacer todos los Caminos a Santiago en patines, algo que me tiene ocupado gran parte del año, pero ahora no quiero dejarlo pasar más tiempo y creo que la fecha de los 30 años también es muy bonita.


verano 2.015, expedición Nevado Pumasillo
        A primeros de septiembre empezare con este reto, espero recuperar aquellas sensaciones y emociones que tenía con 27 años, no será nada fácil, dado el nivel que tengo en la actualidad, ni pretendo que lo sea, pero intentare escalar con todo lo que pueda y agarrándome a lo que se ponga por delante, pero seguro que divirtiéndome, sufriendo, sudando la gota gorda y pensando, “Que coño, yo escale esta ruta hace 30 años”.

Villareto


martes, 11 de agosto de 2015

Historias vividas en el Nevado Pumasillo


Expedición Nevado Pumasillo 2.015:

        En cada salida al monte, sea de fin de semana o durante una expedición de 1 mes, siempre hay buenos y malos momentos que compartir y sufrir, como cualquiera no pudo ser de otra forma en nuestra última salida a la cordillera de los Andes, buenos momentos con el serrucho de Rubén y otras tonterías muy tontas y malos cuando nos tenemos que retirar a escasos metros de la cima del Nevado Pumasillo.

        Son gajes del oficio y que tenemos que digerir lo más pronto posible, nos dejo un poco tocados a todo el equipo, pero lo bueno es que estamos todos bien y con ganas de regresar al monte, con las imágenes recogidas durante un mes, os dejo este pequeño video, que lo disfrutéis.

Villareto

sábado, 1 de agosto de 2015

Nevado Choquetacarpo: Expedicion Nevado Pumasillo 2.015.


Expedición Nevado Pumasillo: Nevado Choquetacarpo.




          El Nevado Choquetacarpo era un buen monte para aclimatar, con una altura ya respetable y a tener muy en cuenta, 5.500 m., y al que iríamos todo el grupo al día siguiente, pero hoy era día de descanso y Pablo Teixeiro y yo nos vamos a picar un poco de hielo en la parte frontal del glaciar, Pablo no tenía experiencia en este tipo de escaladas, más bien ninguna y por eso yo quería que al menos tocara y picara algo de hielo.
        Pablo tenía que regresar 2 días después para España y no tenía tiempo de hacer mucho más, encontramos una zona segura con bloques ya establecidos y bien asentados, muy parecido al glaciar de Bosons en el Mont Blanc, así que espero haya sido grata su corta experiencia en este glaciar, seguro que a partir de ahora y cada invierno, le podrá sacar el polvo a sus nuevas herramientas.


viernes, 31 de julio de 2015

3ª jornada: Expedición Nevado Pumasillo


3ª jornada y casi vivac: Cochapata – Mayuyo

        Jornada nefasta y cansina, no fue por la distancia sino por el mal tiempo que nos acompaño durante el día y de nuevo hubo que hacer los caminos 2 veces, subir y bajar ya es lo nuestro, en este día lo hacemos en 2 ocasiones, la primera desde el abra Mayuyo 4.600 m., que volvimos a descender al campamento y ver qué pasaba con las mulas que no empezaban el camino.

        La segunda llegamos a la base del Nevado Choquetacarpo cerca de los 5.000 m., lo que tenía que ser un bosque pequeño, llegar a una campa y ver si veíamos el paso hacia la quebrada del Nevado Pumasillo, se convierte en una gran paliza física, esperas largas, frio, lluvia, niebla, granizo y finalmente nieve, fue la representación de un gran día.
        Viendo el panorama y mientras Pablo asciende hasta el collado, me quedo al final del bosque de Kerquiña fabricando un vivac que al final nos protege del granizo y la lluvia que cae, pero que por los pelos no hubo que utilizar de noche, habría sido un vivac inesperado y con el poco equipo que llevamos, mojados y a 4.600 m., de altura, abría sido una mala fiesta.
        Finalmente vemos a los compañeros ascender por la otra vertiente y nos comunican que las mulas no pueden pasar, así que hay que descender, mojados y cansados llegamos a los campos de la quebrada Mayuyo 3.960 m., un descanso una acalorada charla un trago de agua y para rematar el día, Pablo Fadeville y yo, decidimos ascender lo que parecía ser el paso que ya habíamos observado por la mañana.
        Nos ponemos en marcha pero hay que descender hasta los 3.780 , unos 200 m de desnivel mas para el cuerpo y luego ascender al collado a 4.100 , lo hacemos casi corriendo poniendo una hora límite para regresar, llegamos justos y a punto estamos de dar vuelta cuando vemos ascender a un campesino.
        No parecía tener buena pinta, con un machete de casi un metro de largo daba muy mala espina, Pablo me dice que busque una piedra por si las moscas, al final era Don Antonio, el dueño o el capataz de toda la quebrada y que finalmente nos serviría de guía por 50 soles, después tenemos otros problemas como la negativa de acampar, de subir las mulas etc., pero todo se soluciona con dinero.

 

miércoles, 29 de julio de 2015

2ª jornada: aproximacion Nevado Pumasillo

2ª jornada: Lazunapampa-Cochapata

        Día muy corto, pero que nos vendría bien para llegar pronto al campamento y poder asearnos con sol y calor, algo que finalmente no pudimos hacer ya que lo que encontramos fueron 2 charcas roñosas con vaca muerta incluida que daba cosa hasta lavarse las manos y que finalmente no hicimos, bueno un día mas sin lavarse la cara.

        La legía funcionaba a todo tren para combatir los gérmenes y nos fue bien ya que nadie cogió cagalera, lo que si pudimos hacer, fue un buen fuego de campamento y hervir el agua que consumimos, al final fue un buen lugar para pasar la tarde, solo le falto darse un buen baño.

        La marcha fue tranquila y muy bonita, al principio por grandes praderas, camino muy cómodo y viendo torreones enormes, buen destino para abrir rutas de alpinismo de altura, granito y fisuras para dar y tomar, luego un corto ascenso por el bosque hasta Cochapata 4.100 m., en poco más de 3 horas de ascenso.




martes, 28 de julio de 2015

Nevado Pumasillo :4ª y 5ª jornada, Mayuyo Facchac


4ª y 5ª  jornada: Mayuyo-Facchal.

        Después de los sudores de ayer, hoy tenemos una jornada cómoda, solo unas 3 horas de caminata, el Abra Gintelpata 4.100., ya lo ascendimos Pablo Fadeville y yo la tarde anterior, era un simple reconocimiento del terreno y para comprobar si de verdad era el paso que tanto buscamos el día anterior, fue más fácil de lo esperado, pero que nos lleva a caminar más de 2 horas que sumadas a la larga caminata por el bosque de Kerquiña, nos deja un poco tocados.

        Lo bueno era que por fin llegábamos al que sería nuestro campo base, al menos era lo que pensamos, pero aun quedaba otra jornada con varios problemas que fuimos solucionando conforme avanzaba el día y que fue otra paliza.

        Facchal 3.826 m., es una vaquería con prados verdes y varios ríos que riegan toda la zona, algunas cascadas de impresión de varios cientos de metros, hacen volar la imaginación y nos vemos descendiendo por ellas haciendo Barranquismo, pero no estamos aquí para eso.

        Tuvimos algunos problemas con el administrador de la quebrada, no quería dejarnos instalar el campo avanzado en la base del Nevado Pumasillo, al final la pasta obra el milagro y pudimos hacerlo a unos 4.300 m., pero las mulas tenían que descender, pero al menos nosotros si pudimos quedarnos.

sábado, 25 de julio de 2015

NEVADO VERONICA: Expedición Vilcabamba 2.015

NEVADO VERONICA:
 
        Después de tener que dar la vuelta en el Nevado Pumasillo, algo que toco bastante la moral del grupo, no podía esperar el mismo final durante la escalada al Nevado Verónica, en principio parecía ser el monte propicio para al menos regresar con una gran montaña en el bolsillo, era un buen monte y en principio parecía ser mucho más fácil y era mucho más fácil, con cerca de 6.000 m., sería la guinda a una expedición llena de contratiempos desde el principio, menos mal que los vuelos fueron bien, algo inusual en mis últimas salidas.
 
        Pero después de un gran comienzo, por el que ascendimos por zonas diferentes a la ruta original, no parecía tener buena pinta el ascenso por donde indicaba la reseña y la visión de la pared daba muy mala espina, era mixto y parecía bastante difícil y peligroso por los serack que había por encima del muro, la decisión de ascender por el lado contrario, también ocasiono algún pequeño enfrentamiento entre nosotros.
        En parte era lógico, no fuimos con la intención ni tratamos de abrir ninguna variante, “ya me gustaría”, pero el sentido común se impuso con la claridad del día, avanzamos sin obstáculos haciendo diagonales por unas viras muy evidentes y fáciles, 60º/70ª de inclinación máxima hasta una travesía en roca que tuvimos que proteger, M3, sencillo, de nuevo por rampas asequibles y sin el peligro de los serack, alcanzamos fácilmente el collado, fue una variante larga pero más segura.
Parecía que ya teníamos la cumbre al alcance de la mano y así habría sido, pero equivocamos la ruta en el peor lugar de la montaña, un gran circo casi plano y que parecía ser de lo más lógico que la ruta continuase por este lugar, pero no fue así, de entrada encontramos nieve profunda que nos agotaba a cada paso y finalmente de nuevo las grietas y serack que nos impiden el paso, ni siquiera afrontar la rimaya final de frente nos habría servido, la nieve súper blanda imposibilitaba la escalada.
Pudimos desandar, descender unos 100 m., y reanudar el ascenso por el sitio bueno, pero ya no había tiempo estamos cansados y aun había que descender durante unas cuantas horas hasta el Abra Málaga, un collado a 4.300 m., que es el paso natural de una carretera impresionante.
Fue una incursión con buen tiempo a una bonita y piramidal montaña, pero aunque lo ascendiéramos no habría llenado nuestro maltrecho orgullo por la retirada a pocos metros de la cumbre en el Nevado
Pumasillo.

1ª jornada, Huancacalle Lazunapampa: Expedición Nevado Pumasillo


1ª jornada- Huancacalle- Lazunapampa:

        Larguísima jornada por un terreno siempre en ascenso hasta el abra Choquetacarpo a 4.592 m. de altitud, mas de 1.700 m., de desnivel que nos puso las pilas a todos, vendría bien para días posteriores, aunque prefería hacerlo de forma más dosificada.

        Por un buen terreno, siempre caminando por el camino Inca recién descubierto que sale de Vitcos hasta Choquequirao, en un recorrido de más de 40 kilómetros, es un buen trekking para el que quiera aventurarse en estas bonitas quebradas andinas, en la actualidad en obras de reconstrucción.

        En un día fresco, bueno para caminar solo algo de niebla y viento en el collado donde tuvimos que esperar unos minutos a que llegase la guía Pascuala con las mulas, se estaba haciendo tarde y la noche se acercaba, llegamos a los llanos e Lazunapampa a 3.949 m., justo para montarlas con algo de luz, pero no pudimos disfrutar del fuego, cena rápida y saco.
 

Visita a Vitcos: Expedición Nevado Pumasillo 2.015


Visita a Vitcos:

        Día de descanso y disfrute para los sentidos, antes de iniciar las largas jornadas que teníamos por delante para alcanzar el campamento base del Nevado Pumasillo. Esta excursión a Vitcos nos vino bien, fue un paseo para desentumecer los músculos del viaje, poco más de 2 horas tranquilas en recorrido circular disfrutando del paisaje y de la historia.

        Con un buen guía como lo es Santiago del Valle, que nos empapó con sus conocimientos de la historia Inca, aunque quedamos con muchas dudas por las construcciones tan extrañas, piedras geométricas y en las que es difícil interpretar el significado original.

        La visita por los caminos Incas a Vitcos, Rasaspata, Yaraorumi y Nusta Hispana, con buenas vistas de Huancacalle y Choquetira, Vitcos es un lugar estratégico que domina la entrada del valle y que merece una visita, fue un autentico placer, que recordaremos.

lunes, 6 de julio de 2015

Ya en casa: NEVADO PUMASILLO: ( Cordillera de los Andes )


                            NEVADO PUMASILLO: cordillera de Vilcabamba
        Después de transcurrida una semana de nuestro regreso del Perú y con la tranquilidad que da estar ya en casa todos los integrantes de la expedición sanos y sin ningún percance físico, todo se ve más claro y diferente, los momentos vividos durante nuestra instancia en los Andes se pueden valorar mejor visto desde la distancia, sentado delante del ordenador y escribiendo estas líneas, siempre es más fácil recordar todos y cada uno de los momentos, momentos que ya son recuerdos imborrables en nuestra memoria.

    No pudimos con la montaña, más bien fue ella quien pudo con nosotros y no fueron las dificultad que encontramos que fue mucha, fueron los peligros objetivos los que acechaban sobre nuestras cabezas, serack enormes que pendían de un hilo y grietas descomunales fueron las que decidieron por nosotros, aunque dolorosa, fue una decisión acertada y conjunta la de abandonar a pocos metros de la cumbre.

    Eran las 10’30 horas de la mañana, tiempo más que aceptable para afrontar los últimos 100 metros que nos separaban de la deseada cumbre y descender con tranquilidad, pero las cosas se desarrollan no como uno quisiera, además de los obstáculos que nos fuimos encontrando durante la ascensión, la climatología fue cambiando a cada paso que nos acercaba a la cumbre del Nevado Pumasillo, tanto las dificultades, como los peligros, se suman a la mala climatología que nos hubiéramos encontrado en la cresta cimera, lo habríamos pasado mal en esas condiciones, pero ya era algo que no podríamos probar ya que estábamos de regreso al campo base.
 
    Pude comprobar porqué de algunos fracasos de expediciones anteriores, pero eso era algo que tenía que ver, en casa y delante de una foto todo se ve mas fácil, además no existe información sobre la ruta y era una aventura cada metro que pudiéramos ascender. Sigue siendo una buena actividad para el que quiera probarse en una escalada de dificultad de altura, ahora comprendo porque esta montaña y esta ruta Inglesa en concreto, está considerada como una de las más difíciles de los Andes.
 
    A pesar de todo no regresamos a casa con las manos tan vacías, conseguimos abrir una nueva variante que enlaza con la ruta original en las gradas superiores, unos 200 m., de recorrido que evita la escalada por el muro de hielo, no sé si más fácil o más difícil, pero también expuesta a desprendimientos de los serack, a nosotros nos pareció más fácil, pero a pesar de ello también difícil ya que hay que ascender por una canaleta de hielo, un tramo mixto y finalmente una larga travesía hasta enlazar con la ruta original.
 

lunes, 25 de mayo de 2015

Aguja de los Martinez: " SI LO SE NO VENGO "


: “SI LO SE NO VENGO “

espolón de entrada IV+

     Lo mismo que en la Torre de Colladetas, solo tengo una escalada en la Aguja de los Martínez, de eso ya hace muchos años, lo cierto es que no merece la pena el esfuerzo para llegar hasta allá arriba y hacer solo esta minúscula ascensión, a menos que haya otras posibilidades de aprovechar el día, pero en esta ocasión la visita era diferente, queríamos dejar la firma con nuestra apertura en la vertiente oeste y eso atraía mas.

Reseña 1ª parte
                Desde la bese de la Torre del Carnizoso llegamos en 5’ llegamos a la base de la aguja, había varias posibilidades y que inmediatamente y con solo miraras descartamos al instante, pero una más evidente se encuentra a la izda., de la chimenea próxima al collado al lado de la cueva, parece que se podría dejar hacer. Era una ilusión lo de hacer esta escalada o una tontería siquiera probarla, sabía lo que me podría encontrar y así fue.
Pero muy tozudo me embarco en esta escalada, lo que es no parece y lo que parece no es, es un dicho que suelo decirme durante la pesca submarina, aquí fue algo parecido, parecía mejor de lo parecía, pero continuo la ascensión, un pequeño espolón IV, IV+, no va a detenerme, coloco un seguro en un pico de roca que veo como rompe al superar el paso, bueno ya está hecho, coloco un buen clavo justo antes de un muro V+, mejor de lo esperado, ahora puedo continuar por una grada fácil III+, la recorro en toda su longitud, 1ª R. 40 m.

descenso con el Picu de testigo
Reseña 2ª parte
Una serie de gradas y viras fáciles IV+, III+, que me hacen ganar altura poco a poco, pero son algo rotas y con pocos lugares para asegurar, a pesar de la facilidad son tramos delicados y algo expuestos III+, que hay que saber lidiar, pequeña vira a la dcha., hasta situarme en la base de una canal V, IV+, con eso llegamos a la cresta afilada con pocos lugares para montar la reunión, cerca de la cumbre la monto en un buen pico de roca aprovechando una de las pequeñas agujas de la cresta. Montamos 2 rapeles y base con tiempo de sobra para comer el bocata.
                Conseguimos una ruta corta a la que llamamos,   “SI LO SE NO VENGO“, fue una escalada rápida, aunque algo rota, pero no tanto como recordaba mi primera ascensión, claro que aquel día fui de segundo y comiendo todo lo que Iñaki me tiraba.

Torre del Carnizoso : " MAÑANA LO DEJO "


: TORRE COLLADETAS, “MAÑANA LO DEJO”

1ª Largo con mucho frio
    Después de escalar la ultima fisura que nos quedaba en la Torre del Carnizoso, “HOY PUEDE SER UN BUEN DIA”, sopesamos la posibilidad de hacer alguna cosita mas por los alrededores, teníamos que aprovechar la situación y ya que estamos aqui, podemos mirar hacia otro objetivo que tenemos a la vista y relativamente cerca. Hace años ascendí la cumbre de la Torre de Colladetas, pero nunca hice escaladas en sus paredes, tiene pocas rutas y algo rotas, solo ascendí por su ruta normal que ya es complicada, pero no volví desde entonces, no hace mucho tiempo durante una travesía invernal, observo una fisura que parecía tener buena pinta, se encuentra en la vertiente oeste de la montaña, así que nos dispusimos a hacerle una visita y ver que podía salir de esto, que podíamos perder además de unas horas.

2ª Largo diedro IV+
   
 
 
            No tardamos en llegar a la base, solo 1’30 h’, la nieve estaba muy bien para hacer huella, iniciamos la escalada con frio pero sin pérdidas de tiempo, de inicio tenemos una fisura que asciende en diagonal a la dcha., la recorremos hasta su extinción, llegamos a la base de una canal que desciende vertical desde cerca de la cumbre y que parecía tener muy buena pinta, III+, IV-, unos 40 m. hasta la base de la canal vertical, el inicio es prometedor, buena roca y facilidades para la progresión, unos metros más arriba un diedro IV- y a continuación un muro algo roto y expuesto, V, me cuesta superarlo, mas por temor a una caída que a la dificultad, no tengo un buen seguro que me proteja y no quiero una caída, 2 R. 45 m. en una buena plataforma inclinada.

    Hace frio durante la espera de Pablo, el contacto con la roca te deja las manos heladas, el sol que ya reluce, aun no da en la pared. Tengo delante un tramo que no me gusta, con una apariencia horrible, aun así lo pruebo pero desisto al poco, travesía a la dcha., en placa V. V-, el franqueo sale bien y puedo continuar por la canal IV+, III+, fácil hasta la brecha 3 R. 45 m. de aquí a la cumbre me separa un pequeño diedro de unos 10 m., III+.

   
reseña de la ruta, con trazo blanco el descenso
 
 Estamos el tiempo justo en la cumbre hace viento y no estamos bien aquí arriba, rápidamente emprendemos el descenso, descendemos hasta la brecha hacia el oeste, un rapell de 40 m., y un destrepe fácil nos sitúa en la pedrera de la base de la torre.
 
 


Un buen fin de semana

Y UNA LARGA ESPERA:
        Fueron 8 meses de espera para completar el proyecto de la Torre del Carnizoso, fue un largo invierno de por medio que dejo pocas alegrías y algún fracaso. Aunque espero recuperar y poner la guinda el próximo mes de junio durante la expedición prevista a los Andes, las rutas del Carnizoso poco o nada tienen nada que ver, ni en longitud, ni en dureza con lo que intentaremos en Perú, pero estas escaladas tienen dificultad y una buena calidad de roca en un gran ambiente alpino.  Dos de estas rutas ya fueron ascendidas la pasada temporada, pero esperaba el momento de finalizar esta ultima para publicarlas juntas.


        La pasada temporada no pudimos finalizar esta última ruta por falta de tiempo, pero en esta ocasión venia con la ilusión de completar la serie y dejar paso a otras escaladas y que estaban previstas para el día siguiente.


        Esta noche no consigo dormir bien, vueltas y más vueltas, ansiedad, algún ronquido que más parecen rugidos, seguro que yo también participo en la sinfonía, por fin amanece y me pongo a funcionar rápido para olvidarme de las actividades nocturnas. Después de la escalada en la tarde de ayer, hoy toca visitar la Torre de Colladetas, tan solo tengo una ascensión por su ruta normal, fue un frio día de niebla en el que apenas disfrute de su cumbre, hoy aunque la niebla invade el valle, al final despeja y la cosa pinta mejor ya que luce un sol maravilloso, no hace frio y voy con ganas enormes de escalar, también si fuera posible intentaríamos la Aguja de los Martínez, la aguja también  la escale hace tiempo pero no regrese a sus paredes hasta ahora.


Pablo señalando las 2 montañas ascendidas
        Ascendiendo la canal de la Celada, en la distancia podemos ver nuestro destino para la jornada, llegamos a la base de la Torre a las 09’30 h, que era la que intentaríamos primero, a simple vista parecía más complicada y prefiero tener este pico antes que la aguja, después el horario decidirá. Una fisura muy marcada por la vertiente oeste, ofrece una buena posibilidad, pero era un espejismo porque la cosa cambia al final de la misma, un muro vertical bastante difícil que hay que lidiar exponiéndonos a una buena caída, pero sale bien y sin más contratiempos extraños, alcanzamos la cumbre a las 11’30 h, con tiempo para disfrutar del día y del paisaje. Descendemos con la calma que da tener una nueva escalada en la mochila, aunque no era difícil, ni larga, era una nueva escalada, una nueva apertura.


        Eran las 12´00 h, iniciamos la nueva escalada a continuación, también por la vertiente oeste y a pleno sol, era una sensación muy gratificante, rodeados de nieve, escalando en camiseta de manga corta, pero la situación era engañosa, una suave brisa nos recuerda en donde estamos y hay que abrigarse. El primer largo es una fisura poco marcada y difícil de proteger, me recuerda que un accidente ahora podría dejarme en casa en junio, solo faltan 20 días para salir a los Andes y no quiero exponerme más que lo justo, pero aparenta más de lo que es y no fue tan difícil, travesía por una zona de pequeñas gradas y un muro que nos lleva directos a la cima después de dos largos.


        Fue un buen viaje, tres nuevas aperturas en tres montañas diferentes, no son grandes rutas, pero son una oportunidad diferente de alcanzar estos picos por nuevas líneas. Las escaladas fueron conseguidas con mi compañero Pablo Buceta Aguirre, para el fueron sus primeras aperturas, espero que la sensación le haya gustado. 

Una buena salida


                     Y UNA LARGA ESPERA:
        Fueron 8 meses de espera para completar el proyecto de la Torre del Carnizoso, fue un largo invierno de por medio que dejo pocas alegrías y algún fracaso. Aunque espero recuperar y poner la guinda el próximo mes de junio durante la expedición prevista a los Andes, las rutas del Carnizoso poco o nada tienen nada que ver, ni en longitud, ni en dureza con lo que intentaremos en Perú, pero estas escaladas tienen dificultad y una buena calidad de roca en un gran ambiente alpino.  Dos de estas rutas ya fueron ascendidas la pasada temporada, pero esperaba el momento de finalizar esta ultima para publicarlas juntas.

 La pasada temporada no pudimos finalizar esta última ruta por falta de tiempo, pero en esta ocasión venia con la ilusión de completar la serie y dejar paso a otras escaladas y que estaban previstas para el día siguiente.

    Esta noche no consigo dormir bien, vueltas y más vueltas, ansiedad, algún ronquido que más parecen rugidos, seguro que yo también participo en la sinfonía, por fin amanece y me pongo a funcionar rápido para olvidarme de las actividades nocturnas. Después de la escalada en la tarde de ayer, hoy toca visitar la Torre de Colladetas, tan solo tengo una ascensión por su ruta normal, fue un frio día de niebla en el que apenas disfrute de su cumbre, hoy aunque la niebla invade el valle, al final despeja y la cosa pinta mejor ya que luce un sol maravilloso, no hace frio y voy con ganas enormes de escalar, también si fuera posible intentaríamos la Aguja de los Martínez, la aguja también  la escale hace tiempo pero no regrese a sus paredes hasta ahora.

        Ascendiendo la canal de la Celada, en la distancia podemos ver nuestro destino para la jornada, llegamos a la base de la Torre a las 09’30 h, que era la que intentaríamos primero, a simple vista parecía más complicada y prefiero tener este pico antes que la aguja, después el horario decidirá. Una fisura muy marcada por la vertiente oeste, ofrece una buena posibilidad, pero era un espejismo porque la cosa cambia al final de la misma, un muro vertical bastante difícil que hay que lidiar exponiéndonos a una buena caída, pero sale bien y sin más contratiempos extraños, alcanzamos la cumbre a las 11’30 h, con tiempo para disfrutar del día y del paisaje. Descendemos con la calma que da tener una nueva escalada en la mochila, aunque no era difícil, ni larga, era una nueva escalada, una nueva apertura.

        Eran las 12´00 h, iniciamos la nueva escalada a continuación, también por la vertiente oeste y a pleno sol, era una sensación muy gratificante, rodeados de nieve, escalando en camiseta de manga corta, pero la situación era engañosa, una suave brisa nos recuerda en donde estamos y hay que abrigarse. El primer largo es una fisura poco marcada y difícil de proteger, me recuerda que un accidente ahora podría dejarme en casa en junio, solo faltan 20 días para salir a los Andes y no quiero exponerme más que lo justo, pero aparenta más de lo que es y no fue tan difícil, travesía por una zona de pequeñas gradas y un muro que nos lleva directos a la cima después de dos largos.

        Fue un buen viaje, tres nuevas aperturas en tres montañas diferentes, no son grandes rutas, pero son una oportunidad diferente de alcanzar estos picos por nuevas líneas., Estas rutas fueron escaladas junto con Pablo Buceta Aguirre, para el fueron sus primeras aperturas, espero disfrutar de su compañía en otras escaladas.

domingo, 24 de mayo de 2015

TORRE DEL CARNIZOSO: " Hoy puede ser un buen dia "


      HOY PUEDE SER UN GRAN DIA”, Torre del Carnizoso, 2.432 m.

               Ruta entretenida y mantenida, iniciamos el ascenso por la misma canal de entrada que la ruta “EL GUARDAPARQUES VOLADOR”, la intención era entrar por la izda., pero vimos que podíamos encontrar más dificultades de las que podíamos digerir, así que hacemos los primeros metros en común III+ hasta alcanzar la rampa de canalizos, IV- continuamos por unas fisuras y bloque hasta llegar a una cómoda terraza IV+ donde instalamos la 1ª R. 25 m.

    Ahora iniciamos una escalada vertical por un muro muy fisurado V+, continua por la fisura/diedro V,  otro diedro , que recorremos hasta alcanzar el nicho bajo el bloque empotrado, IV+ 2ª R. 35 m., salida no tan difícil como parece desde abajo, V+ continuamos la canal hasta su extinción en la brecha IV-, III+, 3ª R, 20 m., desde la brecha continuamos ya por un terreno fácil por la cresta unos 10 m., hasta alcanzar el pico de roca en el collado, donde podemos descender los rapeles o continuar la escalada por el espolón hasta la cumbre de la torre. Con esta ultima ruta abierta en el sector, podemos cerrar el bote y pensar en otras historias, son 4 fisuras atléticas y con dificultades variadas, pero con muchas facilidades de proteger.
 
El Guardaparques Volador -----------  170 m. D.Sup.    2 h.
Serenidad ------------------------ 195 m. M.D.Sup. 3 h.
Al ponerse el Sol ------------------   55 m. M.D.Sup. 1 h.
Hoy puede ser un gran día ----------    90 m. M.D.Inf. 1’30 h.
 
Ruta abierta el día 16 de mayo de 2.015 con Pablo Buceta Aguirre. 

Torre del Carnizoso "AL PONERSE EL SOL"


 AL PONERSE EL SOL”, Torre del Carnizoso, vertiente Oeste

     Aparte de mi mala experiencia de hace años en esta pared (mayo 1.986), años más tarde y después de una larga jornada en el Picu vuelvo a fijarse en esta zona de la pared, aquella tarde la pared estaba iluminada por los últimos rayos de sol antes de aparecer las sombras del Picu y sumirla en las sombras de la noche, pero la imagen fue lo bastante clara, completa y amplia para darme cuenta que podía intentar una nueva ruta en esta fisura, pero a pesar de ello aun tuvo que esperar unos años hasta que por fin nos animáramos a visitarla.
     Tercera ruta abierta en el sector, la historia de esta ruta podría haber sido el comienzo de “SERENIDAD”, pero solo nos bastó observar la pinta que presentaba el inicio para darnos cuenta que por allí la cosa no pintaba nada bien, vimos que podríamos encontrarnos más dificultad de la prevista y posiblemente perder más tiempo de lo deseado en el tramo inicial, así que nos vamos unos metros a la dcha., donde abrimos, “SERENIDAD”, pero durante el descenso pudimos comprobar que la dificultad no era tanta como habíamos visto desde la base y a continuación nos dispusimos a escalarla.

    Durante el rapell dejamos la puerta abierta y un par de seguros en la zona desplomada para a continuación probarla, siendo esta la parte más compleja y clave de la ruta, es un pequeño murete algo desplomado de unos 4 metros, IV+, V+, los seguros que dejamos puestos vinieron bien porque fue un tramo complicado, pero a pesar de la ayuda no fue posible superarlo en libre, así que en aquel momento lo dejamos en Aº, este mes de mayo y aprovechando la apertura de la ultima fisura “HOY PUEDE SER UN BUEN DIA”, pudimos ascenderla en libre.
   
    Ya debajo del muro la escalada se vuelve fina y mantenida durante unos metros, 6ª+, 6ª, superados alcanzamos una placa de canalizos con una buena caliza que superamos en travesía ascendente a la dcha. IV+, IV,  llegamos a una zona más cómoda ya en la fisura donde instalamos la 1ª R. 35 m., por la rampa III+, IV, llegamos a la base del desplome, protegido con un buen puente de roca, 6ª,. También tenemos la opción de una variante más directa desde la salida de la fisura inicial, un muro mantenido de buenas hueveras y pequeños agarres 6b, hasta la misma base del desplome, una vez superado el desplome continuamos la fisura hasta la reunión de “SERENIDAD”, 20 m. que hacemos conjunta, IV+.

    Desde la reunión y ya enlazando con la ruta “SERENIDAD”, podemos continuar hasta la cumbre, este día y después de la apertura anterior, nos decidimos por el descenso.

 Torre del Carnizoso

Vía “AL PONERSE EL SOL”

Dif.   M.D.Sup.
            Long.  55 m.
            Hor.   1 hora

Abierta el día 27 de septiembre de 2,014, con Rubén Suarez